Categoría: Facial

Si no te convencemos con el porqué, quizás lo consigamos con el cómo

Seguro que has oído mil veces que el tónico equilibra el pH, cierra el poro y prepara la piel para que reciba mejor la crema hidratante…, vamos, ¡que es la bomba! Aun así, te sigue dando pereza usarlo, ¿verdad? Vale, a nosotras a veces también, pero resulta que todo eso que has oído es verdad y, además, para nosotras (como ya te decíamos aquí) es como “la prueba del algodón” que te permite comprobar si has limpiado todo lo que tenías que limpiar de tu carita. Si todo esto sigue sin ser suficiente para convencerte, te vamos a dar un argumento irrefutable en esta época del año: es muy fresquito y te puede ayudar a superar las temperaturas con las que esta dichosa ola de calor nos está torturando.

¿Has llegado hasta aquí y aún perteneces a la fuerza rebelde de escépticas sobre las bondades del tónico? Pues como ya está (casi) todo dicho respecto a sus beneficios para tu piel, vamos a ver si dándote modos de uso alternativos te convencemos… Empezamos con la lista:

1-La de siempre, la que hemos visto ejecutar, seguramente, mil veces a nuestras madres:
Humedece un disco de algodón con tu tónico favorito y aplícalo con suaves presiones sobre tu cara hasta que la hayas recorrido enterita. A nosotras nos gusta hacerlo de esta manera por las noches para verificar que hemos limpiado correctamente la piel. Si ves que el algodón acaba sucio quizás deberías volver a limpiar la cara (o, si te da mucho palo, apúntatelo para el día siguiente)

2-Nuestra favorita por las mañanas:
Pon un poco de tónico en la cuenca de tus manos y aplícalo en el rostro como si fuese un sérum. Esta opción es especialmente interesante para los tónicos que tienen efecto hidratante o una textura algo más espesa.

3-La que te servirá para aliviar el calor:
Guarda el tónico en la nevera y utiliza un frasco con vaporizador para aplicarlo directamente sobre la cara. Eso sí, cierra los ojos, que puede que pique un poco si te entra dentro…

4-Para reducir la tirantez y mejorar la hidratación, el “toner wash method”:
Mezcla 9 partes de agua y 2 de tónico en un bol y utiliza esta solución para el último aclarado de tu cara (después de la limpieza y antes de continuar con tu rutina habitual) Esta es una de las últimas tendencias que nos llega desde Corea, cuya industria cosmética ha tenido mucho que ver con el renacimiento del tónico en los últimos años; para ellos, es un paso fundamental en sus rutinas de cuidado facial.

5-La terapia de choque, las 7 capas de tónico:
Como su nombre indica, consiste en, una vez has limpiado tu piel, aplicar el tónico, dejar que la piel lo absorba y repetir 6 veces más el proceso. Esta es una técnica que viene también de Corea y está indicada para momentos en que nos notemos la piel más estresada o apagada, como, por ejemplo, después de las vacaciones y en los cambios de estación. El resultado es una piel más hidratada y luminosa, sin sensación de grasa.

Después de todas estas opciones solo podría haber un motivo más (por no decir excusa, ¡ejem!) para no incorporar el tónico a tu rutina: el tiempo. ¿Y si te decimos que (excepto para el método de las 7 capas) apenas necesitas 30 segundos para aplicarte el tónico? 30 segundos es lo que tardas en enviar un whatsapp, ver un anuncio o abrir las cartas del buzón (bueno, las facturas…, porque cartas de otro tipo llegan pocas), así que, si eres capaz de emplearlos en estas tareas tan rutinarias, seguro que puedes sacar medio minuto para disfrutar de los beneficios de este producto en tu piel. Ya sabes, ¡todo es cuestión de empezar!

¿Aún no has encontrado tu tónico favorito? Pásate por nuestra tienda y descubre Pink Energy Shot. ¡Te aseguramos que te encantará!

 

Recent Posts